Roma

Roma es bella y romántica, decadente y caótica. De vez en cuando, los caminos nos conducen a ella. Como una auténtica “mamma italiana”, es intensa. Pero siempre, una cálida anfitriona.
Roma de noche

ROMA DE NOCHE Y DE DIA

Creo que las ciudades tienen un latido, un pulso propio, que podemos escuchar sólo de noche.
Sin dudas, las ciudades me gustan más de noche que de día.