Cuatro islas que se pueden visitar desde Venecia

cuatro islas que se pueden recorrer desde venecia
Burano

Si sobra tiempo, en los alrededores de Venecia, hay algunas islas que se pueden visitar. Murano, Burano, Torcello y Lido, son las más elegidas. Acá te cuento un poco de qué se tratan.

MURANO

Murano es una isla que está frente a Venecia, conocida especialmente por la fabricación de vidrio y cristal. Los secretos de este arte, fueron traídos por los mercaderes desde Oriente, y alrededor del siglo 10, numerosos talleres comenzaron a establecerse en la isla. Esta tradición artesanal, se conserva hasta hoy, y en Murano tenemos la posibilidad de ver cómo trabajan, admirar su arte, y seguramente traernos algún recuerdo.

Una vez que desembarcamos en Murano, nos encontramos con una isla  tranquila, de casas bajas, con calles llenas de tiendas, talleres y restaurantes. La calle principal de Murano, se llama Fondamenta Manin –de un lado, y Fondamenta Vetrai – del otro, y ambas se extienden bordeando un canal.

Lo más lindo de Murano, es asistir a una demostración en uno de sus talleres. Muchas tiendas de Murano, ofrecen visitas gratuitas a los talleres. Ahí explican cómo es el proceso de fabricación del vidrio, y hacen pequeñas demostraciones en vivo. En estos lugares, podemos ver a los artistas en acción, verdaderos maestros del vidrio, que en pocos minutos, partiendo de minerales y fuego, crean diferentes objetos, con una destreza inigualable. Es realmente muy recomendable. Las visitas son gratuitas, en algunos lugares solicitan una contribución voluntaria, pero no es obligatorio. Tampoco es necesario hacer una compra (a menos que quieras, claro).

En las tiendas venden todo tipo de objetos hechos en vidrio y cristal, lámparas, esculturas, adornos, vajilla, colgantes, marcos, cuadros. Se pueden conseguir objetos pequeños y souvenirs desde precios muy económicos. De todas maneras, antes de comprar, es aconsejable recorrer varias tiendas, y comparar precios, porque pueden variar bastante, dependiendo de la calidad.

Qué otras cosas podemos ver en Murano? Sobre la calle principal, está la Iglesia San Pedro el Mártir, que está decorada con obras de Tintoretto y Veronese.

También la Basílica de Santa María y Donato, con un trabajo admirable de mosaicos en el piso. A pocos metros de ahí, está el Museo del Vidrio de Venecia.

Cómo llegamos a Murano desde Venecia? Para llegar a Murano desde Venecia, hay que tomar las líneas de vaporetto 4.1 y 4.2. Estas líneas, como muchas en Venecia, hacen un recorrido circular y tienen paradas en las zonas principales de Venecia, como San Marco, Giudecca, Cannaregio, Piazzale Roma, y Ferrovía. Según la parada donde embarquemos, el trayecto puede durar entre 10 y 40 minutos. Por otra parte, la línea 3, hace un recorrido directo desde Piazzale Roma hasta Murano, y el trayecto dura unos 15-20 minutos. Ya sea que desembarques en la estación Colonna, o en la estación El faro, caminando, vas a llegar naturalmente a la calle/canal principal de Murano.

BURANO

Burano es otra de las islas que se pueden visitar desde Venecia, probablemente la más encantadora de todas. Es una isla de pescadores muy pintoresca, famosa por sus hilados de encaje y por sus casas coloridas. Es muy agradable recorrer la isla. Las casas de Burano están pintadas de colores intensos, las ventanas están adornadas con flores y con toldos, la ropa está tendida de sogas que atraviesan las calles, y a cada paso se pueden ver los productos tejidos con encaje, que las tiendas exhiben en las veredas. Si bien Burano es muy turística, y algunas de sus calles son muy animadas,  especialmente en la parte central de la isla, está muy lejos de ser el ajetreo de Venecia. Tiene un ritmo mucho más tranquilo y un aire pueblerino encantador.

Con el paso del tiempo, la tradición del hilado se ha ido perdiendo un poco, pero todavía es posible ver algunas hilanderas, y se pueden encontrar piezas de encaje auténticas y de gran calidad. Aunque también se comercializa mucha mercadería industrializada, o importada de china, por lo que hay que prestar atención al momento de comprar.

Además de disfrutar de sus calles, en la isla, también se puede visitar el Museo del Encaje, o Museo del Merletto, donde se exhiben todo tipo de piezas de este tejido. También se puede visitar la Iglesia de San Martino, con su particular campanario inclinado.

Cómo llegar a Burano? Se puede ir tanto desde Venecia, como desde Murano, tomando el vaporetto LN. Está aproximadamente a unos 45 minutos de navegación desde Venecia, y media hora desde Murano.

TORCELLO

Torcello es una pequeña isla a pocos minutos de Burano, y fue el primer asentamiento de la zona. Aunque en la antigüedad fue un importante centro urbano, hoy la isla está prácticamente deshabitada, con muy pocas construcciones en pie, y una atmósfera campestre y tranquila. A Torcello se llega desde Burano, tomando el vaporetto T (o 9) que sale cada media hora. Después de desembarcar en la isla, seguimos el camino bordeando el canal central y tras una caminata de unos 10-15 minutos llegamos al centro de la isla. Ahí encontramos tres edificios principales. El más importante, es la antiquísima Basílica Santa María Assunta. Aunque el exterior no llama tanto la atención, su interior está decorado con mosaicos bizantinos que asombran por su belleza. Al lado está la torre del campanario, al que se puede subir, y desde el que se tiene una vista de toda la isla y los alrededores. Además, completan el conjunto, la Iglesia de Santa Fosca, y el Museo de Torcello, donde se pueden ver piezas arqueológicas encontradas en la zona, y objetos de origen bizantino, y medieval. La entrada a la Basílica cuesta 5 euros y al museo 3. Pero se puede adquirir un ticket combinado para visitar todos los monumentos, incluyendo el campanario, por 9 euros. Otra de las curiosidades de la isla, es una silla de piedra, llamada el trono de Atila. Y un puente, llamado el Puente del Diablo, que antiguamente unía la zona habitada, con la zona de huertas y jardines. El puente se llama así por una vieja leyenda, y es conocido por ser uno de los dos únicos puentes de la laguna veneciana, que no tiene barandas. En la isla además hay algunos restaurantes, donde se puede comer rodeados de un paisaje bastante bucólico y relajante. Si bien, a simple vista, pareciera que en Torcello no hay mucho para ver, la isla tiene un encanto muy particular.

LIDO

Lido es una isla alargada, una franja de 12 kms de largo, a sólo 10 minutos de Venecia. El atractivo de Lido, es que tiene extensas playas, que miran hacia el mar Adriático. La isla se hizo muy famosa a principios del siglo XX, por ser un exclusivo lugar de veraneo del jet set de la época. Y aunque toda su actividad se concentra en la temporada de primavera-verano, nada impide visitarla fuera de temporada. Lido es diferente a Venecia. Tiene una arquitectura más moderna, calles arboladas, parques, y avenidas por las que circulan vehículos, y especialmente bicicletas, las preferidas de sus habitantes. Todavía sigue recibiendo al jet set, especialmente cuando se celebra el famoso Festival de Cine de Venecia, que tiene su sede en la isla.

La isla está dividida en tres zonas principales. En la zona norte, está Lido propiamente dicho. En este barrio, hay importantes residencias, algunos edificios de estilo modernista muy bien conservados, hoteles emblemáticos, tiendas y restaurantes exclusivos. Sobre la playa, está el mítico Grand Hotel des Bains, escenario de la novela de Thomas Mann, Muerte en Venecia, que actualmente, tras una larga remodelación, está en proceso de convertirse en un edificio de departamentos de lujo. Otro de los hoteles de la época, es el Gran Hotel Excelsior que todavía conserva un aire de antiguo esplendor. La mayoría de los hoteles cuentan con sus propias playas privadas, reconocidas por sus típicas hileras de carpas, pero también hay playas públicas, que cuentan con servicio de alquiler de carpas y reposeras.

La zona comercial se concentra sobre la calle Santa Maria Elisabetta, que tiene un recorrido de varias cuadras. Es muy agradable para pasear, tiene una atmósfera distinguida, pero relajada. Hay que tener en cuenta que fuera de temporada, muchos lugares están cerrados.

Sobre la playa, en el extremo norte, hay un extenso muelle, que culmina en un faro, que en realidad, forma parte de las obras de ingeniería que se construyeron con el fin de proteger a Venecia del avance del agua. De hecho, la isla de Lido hace de barrera de protección.

En la zona central de Lido, está el barrio de Malamocco, un barrio de calles tranquilas, con  varios canales que lo atraviesan. En Malamocco hay varios hospedajes, y un par de trattorias muy pintorescas.

Por último, en la zona sur, está el barrio Alberoni. En esta zona hay playas más tranquilas, no tan populosas como en el centro. También en Alberoni, hay un importante campo de golf de 18 hoyos, el Circolo Golf Venezia.

Como llegar a Lido y cómo moverse por la isla?

Desde Venecia, hay varias líneas de vaporetto que llegan hasta Lido en pocos minutos. Por otro lado, como en Lido circulan vehículos, es posible embarcar con el propio auto, desde Tronchetto en el Ferryboat. Desde el aeropuerto Marco Polo, es posible llegar directamente a Lido con el servicio Alilaguna. Y una vez en la isla, hay distintas líneas de autobuses, para desplazarse entre los diferentes puntos.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *