LA FIESTA DEL JACARANDA EN FLOR, EN BUENOS AIRES

Jacarandas en Buenos Aires

Admirar los árboles de Jacarandá en flor en Buenos Aires, es una fiesta, un regalo para el alma. Yo los considero mágicos, y junto con los cerezos en flor, los objetos más lujosos de la naturaleza.

Los Jacarandás de Buenos Aires florecen entre Noviembre y Diciembre. Durante algunas semanas, la ciudad se tiñe de lila, gracias a las espectaculares copas de estos árboles, que se llenan de flores de color violáceo, y despiden un suave aroma. Para completar la desmesura, a medida que las flores van cayendo al suelo, tapizan las calles y las plazas con una alfombra de flores de color violeta. Este ritual se vuelve a repetir entre Febrero y Marzo, pero en menor proporción.

Hay cerca de 11 mil ejemplares de Jacarandá plantados en Buenos Aires. Tanto turistas como locales, nos deleitamos fotografiándolos y disfrutando de su sombra y de su paisaje.

El jacarandá, es un árbol típico de áreas subtropicales. Su espectacular floración, puede verse en lugares como Argentina, Brasil, Sudáfrica y Australia, entre otras zonas. 

En el caso de Buenos Aires, la especie de jacarandá fue introducida, por el urbanista y paisajista francés Carlos Thays a principios del siglo XX. Thays fue un prolífico arquitecto, cuyas obras conforman un inmenso legado en la ciudad, y a quien le debemos este regalo.

Si tenés la suerte de estar en Buenos Aires, mientras el jacarandá está en flor, podrás admirarlos en casi todos los circuitos turísticos de la ciudad y en los distintos barrios. La mayor concentración de árboles de Jacarandá en Buenos Aires, está en los barrios de Recoleta, Palermo, y Belgrano. También los verás a montones alrededor de la Plaza de Mayo, y a lo largo de la Avenida 9 de Julio y sus alrededores.

Algunos de los mejores puntos para fotografiarlos son: desde el puente que cruza hacia la Facultad de Derecho, sobre la avenida Figueroa Alcorta. También en Plaza de Mayo, en dirección al Obelisco.

Y para los que quieran hacer un jacarandá tourpueden tomar el colectivo 67, y los verán en todo su esplendor a lo largo del recorrido, a medida que atraviesan esos barrios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *