QUÉ VER EN DUBLIN? GUIA PARA RECORRER LA CIUDAD

Temple Bar Dublin

Dublin es una ciudad encantadora. Es moderna, tranquila, segura y amigable.

A simple vista, no impresiona. No es una ciudad imponente, ni monumental. Es pequeña, más bien modesta, y con un cierto aire pueblerino.

Pero el atractivo de Dublin, no está tanto en lo que se ve, sino en lo intangible.

Dublin cautiva por su ambiente. Es una ciudad alegre, y con mucha personalidad.

Su ancestral cultura celta, su ADN vikingo, la música, la historia, la literatura, y las leyendas mágicas, hacen de esta ciudad un lugar entrañable.

COMO MOVERSE POR DUBLIN?

En Dublin no hay metro.

Pero la ciudad es relativamente pequeña, y se puede llegar a las principales atracciones, a pie.

Por el corazón de Dublin, corre el río Liffey, que separa la ciudad en dos partes: la parte Norte y la parte Sur. El río está cruzado por pintorescos puentes, que conectan ambas zonas.

En la parte Sur de la ciudad, están la mayoría de las atracciones. En la parte Norte, hay algunos sitios históricos, hoteles, y una vasta zona comercial.  Recorrer Dublin es muy sencillo. 

Si te duelen los pies, hay muchas líneas de buses que conectan las diferentes partes de la ciudad.

Además, hay un tranvía eléctrico (LUAS) que tiene dos líneas, y resulta útil para llegar a algunos puntos específicos.

También hay una red de trenes suburbanos (DART). Este tren conecta el centro de Dublin, con otras zonas cercanas, muy atractivas, como Howth, Malahide, Dalkey, Bray, o Killiney, en un recorrido costero panorámico muy agradable.

Cómo ir desde el aeropuerto al centro de Dublin?

El servicio AIRLINK EXPRESS conecta el aeropuerto de Dublin con el centro de la ciudad, en media hora. Tiene varias paradas en puntos convenientes.

QUE VER EN DUBLIN?

TEMPLE BAR

Temple Bar, es el barrio de Dublin donde se concentran la mayoría de los pubs típicos irlandeses.

Los pubs están repartidos por toda la ciudad, pero la zona de Temple Bar, está casi totalmente destinada a este ritual irlandés. Es una zona muy animada, colorida y pintoresca. Tiene calles adoquinadas, fachadas vistosas, y una gran actividad cultural.

Aunque es bastante turístico, es muy frecuentado por la gente local.

La zona está más animada a partir de la tarde, y especialmente a la noche. Pero se puede recorrer en cualquier momento del día. La mayoría de los pubs ofrecen desayuno y almuerzo, por lo que están llenos a toda hora. Algunos, tienen músicos en vivo desde temprano, que acompañan tocando canciones tradicionales. Es muy agradable recorrer este barrio, y sin dudas forma parte de la identidad de la ciudad.

Temple Bar Dublin

GRAFTON STREET

Muy cerca de Temple Bar, está la principal calle comercial de Dublin, Grafton Street.

Grafton Street, es una calle peatonal, muy animada y alegre. Es el lugar de encuentro de los dublinenses, y es el corazón de la ciudad. Acá se concentran tiendas, shoppings, comercios, bares, y restaurantes.

Hay artistas callejeros, músicos, quioscos de venta ambulante, y se respira un aire muy festivo a toda hora.

Las calles aledañas a Grafton Street, están pobladas de pubs, restaurantes y cafeterías con mesas afuera, siempre llenas de gente. Una buena opción para hacer una pausa, mientras miramos el ir y venir de la multitud.

Un buen lugar para disfrutar de un té o un café, es Bewley’s una antigua y tradicional confitería de Dublin, que está próxima a reabrir sus puertas después de una larga remodelación.

Los shoppings Powerscourt CentreSt. Stephen’s Green, merecen una visita especialmente para admirar su arquitectura. Si en cambio, buscas las marcas de lujo, Brown Thomas, es la tienda indicada.

En el extremo de Grafton Street, encontrarás el parque St. Stephen’s Green, uno de los principales pulmones verdes de la ciudad,  y el favorito de los locales. Como curiosidad, en su parte central, tiene un jardín para ciegos, con plantas aromáticas, identificadas con carteles escritos en braile.

A pocas cuadras de ahí, está el parque Merrion Square, famoso por la estatua de Oscar Wilde en una esquina, sentado sobre una roca. Está frente a la casa donde vivió el escritor. Alrededor de este parque, se despliegan edificios georgianos, con sus características puertas de colores vibrantes. La Casa Número 29 se conserva como museo que se puede visitar, para ver cómo era la vida de las familias burguesas en el 1800.

Grafton Street Dublin

BIBLIOTECA DE TRINITY COLLEGE

Trinity College, es el colegio de la Universidad de Dublin. Se trata de un campus con varios edificios antiguos, uno de los cuales, contiene una de las bibliotecas más lindas del mundo.El salón principal de la biblioteca (el “Long room”) es visualmente imponente. Tiene 65 metros de largo, y varios niveles de estanterías infinitas, repletas de libros antiguos. El ambiente silencioso, el crujir de los pisos y el olor de la madera, le dan un toque mágico al lugar. El Libro de Kells, un antiguo manuscrito sagrado medieval, forma parte de su colección y está exhibido en un espacio especial. También se puede ver el arpa más antigua de Irlanda, símbolo del país. La Biblioteca de Trinity College, es un sitio único y muy recomendable. La entrada es paga, pero si se llega media hora antes del cierre, cuesta menos (aunque es conveniente averiguar si eso sigue vigente). Visitar la antigua Biblioteca de Trinity College, es muy recomendable.

Old Library Trinity College Dublin

GUINNESS STOREHOUSE

La cerveza Guinness, forma parte de la identidad de Irlanda. El nombre Guinness, aparece en cada rincón del país. Visitar el museo de la fábrica, nos permite conocer el proceso de elaboración de esta bebida icónica, que forma parte del ADN de los irlandeses. El recorrido lleva por varios pisos, en un ameno paseo por su historia. La visita termina en el Gravity Bar, un bar en la terraza, con una estupenda vista panorámica de Dublin, donde podemos tomar una cerveza, invitación de la casa. Por otro lado, el lugar tiene dos restaurantes y un bar, además de una tienda. Por la gran cantidad de gente, y las grandes colas, es conveniente reservar las entradas previamente por internet en su página web.

O'CONNEL STREET Y COMPRAS EN LOS ALREDEDORES

La calle principal de la parte Norte de la ciudad, es O’Connel Street. Esta calle fue testigo de batallas revolucionarias, y sobre ella, hay algunos sitios históricos como la Oficina General de Correos, y algunos monumentos conmemorativos. The Spire, es el símbolo más representativo de este barrio. Es un controvertido monumento de acero inoxidable, con forma de aguja, de 120 metros de alto, y visible desde varios puntos de la ciudad.

Sobre O’Connel St, hay muchas paradas de buses, entre ellas, el Airlink Express que conecta con el aeropuerto.

Alrededor de esta zona, hay muchos locales de comidas rápidas, restaurantes, y supermercados.

Por las calles peatonales Henry St, y su continuación Mary St, están todas las grandes tiendas, y marcas conocidas. Si el plan es ir de compras, este es el lugar.

O'Connel Street Dublin

IGLESIAS

Las dos Iglesias principales de Dublin, son: la Catedral de San Patricio, y la Catedral de Christchurch.

La Catedral de San Patricio,  es importante por su relevancia histórica.

Mientras que el atractivo de Christchurch, está principalmente en su arquitectura, más allá de algunas curiosidades que guarda. Un puente de piedra cruza por encima de la calle y la conecta con Synod Hall, lugar donde se exhibe Dublinia. En los alrededores, se han encontrado vestigios vikingos, que fueron destruidos, y hoy sólo quedan algunas huellas.

Por otra parte, la Iglesia San Michan, es una pequeña Iglesia que no tiene mayor atractivo, excepto por su curiosa cripta, en la que se pueden ver ataúdes con momias dentro.

Christchurch Dublin

DOCKLANDS

Docklands, es el área que rodea al puerto de Dublin, y es la parte más moderna de la ciudad. Esta zona, se transformó completamente en los últimos años, con la llegada de grandes corporaciones, y un gran desarrollo inmobiliario. Tiene una atmósfera más financiera e internacional. Hay edificios de oficinas muy modernos, viviendas de lujo, restaurantes exclusivos, hoteles, centro de convenciones, y espacios de entretenimiento con una gran infraestructura. En esta área está el icónico puente Samuel Beckett Bridge, de Santiago Calatrava. Y también los míticos estudios de U2. Es una zona tranquila, que contrasta con el bullicio y el movimiento del centro. Aunque no hay mucho para ver, es una zona agradable para pasear.

Una de las formas más fáciles de llegar a los Docklands de Dublin, es tomando el tranvía eléctrico (el LUAS).

ESTUDIOS DE U2

El mítico estudio de U2 en Dublin, es una visita obligada para los fans de la banda. Aunque el viejo estudio de grabación Windmill Lane, y su famosa pared fueron derribados, es posible acercarse hasta el estudio que la banda usa desde hace muchos años, como base de operaciones. El estudio de U2 está sobre la calle Hanover Quay, en la zona de los Docklands, y su antigua estructura, contrasta con la modernidad que lo rodea. La banda todavía lo usa para sus ensayos y grabaciones. Es posible acercarse hasta la puerta, tomarse la foto de rigor, dejar una huella en el muro, llorar y leer los mensajes que dejan los visitantes de todo el mundo.

Docklands Dublin U2

MUSEOS

La Galería Nacional de Irlanda, el Museo de Arqueología, y el Museo de Artes Decorativas, son los tres museos más importantes de Dublin. A través de sus colecciones, se puede admirar el arte Europeo, y conocer la historia de Irlanda y de la ciudad de Dublin.

Hay un pequeño museo que se abrió en 2011, y se transformó en uno de los más populares entre los que visitan la ciudad. Se llama el Pequeño Museo de Dublin. Está en una casa georgiana, y narra la historia de la ciudad, a través de objetos donados por los habitantes de Dublin. Tiene un recorrido guiado en inglés, muy ameno y divertido. Es conveniente reservar las entradas por internet, dado el espacio reducido del lugar, y que el cupo se completa rápidamente. Recientemente agregaron una sección dedicada a U2.

Por otro lado, el Museo Leprechaun, es un museo de duendes, ideal para ir con niños.

Museos Dublin

EL CASTILLO DE DUBLIN

El Castillo de Dublin, está en el centro de la ciudad. No se parece mucho a un castillo, porque de la fortaleza medieval original, sólo queda la torre. El resto de los edificios, fueron construidos a lo largo de los siglos, cumplieron diferentes funciones, y tuvieron un rol muy importante en la historia de Dublin. Recorrer su interior nos permite conocer distintas épocas de la historia de Irlanda. El castillo ofrece visitas guiadas.

Castillo de Dublin

KILMAINHAM GOAL

Kilmainham Goal es una cárcel, que tuvo protagonismo en diversas épocas de la historia de Irlanda. Recorrer esta cárcel, nos permite aprender un poco más acerca de la historia de Irlanda, de los problemas sociales, de la hambruna, de las rebeliones, y de la larga lucha por la independencia. Aquí se han filmado algunas películas, y es un lugar muy interesante. Hay que tener en cuenta que la visita guiada es en inglés. Conviene reservar las entradas por internet en su pagina web.

DUBLINIA

Dublinia es una exposición interactiva muy entretenida, que nos lleva a un recorrido por la historia de Irlanda, a través de escenas que representan la forma de vida de sus habitantes, en las diferentes épocas. Está junto a la Catedral de Christchurch.

ANTIGUA DESTILERIA JAMESON

La antigua destilería Jameson, es un pequeño museo, para los amantes del whisky. Lleva por un por un recorrido donde se puede aprender acerca del proceso de fabricación de esta famosa bebida.

CASINO MARINO

El Casino Marino, no es un casino. Sino que es una asombrosa casa de estilo neoclásico, que se terminó de construir en 1775. Su construcción es llamativa, porque por fuera parece una estructura pequeña, pero por dentro, tiene 16 habitaciones y tres plantas. El trabajo de los pisos de madera es exquisito. Está un poco alejada del centro de Dublin, pero es una visita especial para quienes estén interesados en la arquitectura. Se trata de una de las construcciones neoclásicas más representativas y curiosas de Europa.

COMER EN DUBLIN

Dónde comer en Dublin? En Dublin hay infinidad de pubs, restaurantes y cafeterías. En la gran mayoría, se puede comer muy bien. En muchos sitios usan ingredientes que provienen de granjas del interior de Irlanda, de muy buena calidad, y productos orgánicos.

Hay tres lugares, que son muy populares por su curiosidad:

Heladería Murphy’s: lo curioso de esta heladería, es que tienen un proceso de elaboración totalmente artesanal, incluso al punto de usar agua destilada de lluvia. No sólo usan productos naturales y orgánicos, sino que también hacen su propia sal de mar. Los ingredientes provienen de la provincia de Dingle. Tienen poca variedad de sabores, pero muy característicos e inusuales. Se pueden probar gustos como Sal Marina, Pan negro caramelizado, o Café irlandés. Siempre está lleno de locales y de turistas.

Queen of Tarts: este lugar se hizo famoso por sus tortas, y por la calidad de los ingredientes que usan para la pastelería. Es ideal para ir a tomar el té de la tarde.

The Church: se trata de una Iglesia convertida en restaurante. Está sobre la calle Mary St, en plena zona comercial y donde se come bastante bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>