QUÉ VER EN ROMA?

Roma1

QUÉ VER EN ROMA?

Los barrios de Roma no tienen márgenes muy definidos, sino que se mezclan unos con otros. Una manera fácil y básica de organizarlo, es siguiendo tres circuitos principales. Por supuesto, después podés aplicar todas las variantes que se te ocurran, según tus intereses y tus gustos personales.

Pero para comenzar, podemos partir de esta base:

1) Circuito arqueológico

Los restos de la antigua ciudad de Roma

Este circuito abarca el área donde se despliegan los restos arqueológicos de la antigua ciudad de Roma y sus alrededores. Aquí es donde se concentraba la vida política, religiosa, social, y administrativa de la antigua ciudad. Hoy podemos ver sus edificios, arcos, templos, y monumentos (o más bien, lo que queda de ellos). Esta zona incluye: el Coliseo, el Foro Romano, el Palatino, y los Foros Imperiales. En ésta área, también se encuentran el monumento Vittorio Emannuel, el mercado y la columna de Trajano, el Circo Massimo, el Arco de Constantino, el Foro Boario, y la boca de la Verita.

Y subiendo por la colina de Aventino, encontrarás la cerradura de la finca del Priorato de Malta, y el Parco Savello, o Jardín de los naranjos, entre otras cosas. Más cerca del Coliseo, está San Pietro in Vincoli, en cuyo interior se encuentra El Moisés de Miguel Ángel.

No te asustes con todos estos nombres, irás pasando por todos estos monumentos a medida que avances, y podrás identificarlos muy fácilmente, con mapa en mano.

Guía básica para recorrer Roma

Para recorrer el Coliseo y los Foros, debemos comprar un ticket, que sirve para dos días. Es preferible comprar el ticket en la ventanilla del Foro, para evitar las largas filas que hay en el Coliseo. A menos que madrugues, y llegues en el horario de apertura, de esta manera te evitarás las filas y tendrás la ventaja de poder caminar con tranquilidad.

Una vez adentro, el tiempo de recorrido dependerá de tu interés y de tu ritmo. Podrías calcular entre 2 y 3 horas para ver todo. Si optas por no recorrer el Foro por dentro, puedes obtener una magnífica panorámica desde el Campidoglio.

La Piazza del Campidoglio, es un hermoso conjunto arquitectónico diseñado por Miguel Ángel, y es un enclave muy importante en la historia de Roma. Subiendo por su rampa escalonada, “la cordonata”, llegarás a la Piazza en la parte superior. A pesar de que tiene una leve pendiente, probablemente tengas que parar un par de veces para tomar una bocanada de aire, y recobrar el aliento. El piso de esta piazza tiene un diseño muy particular, y está rodeada de imponentes estatuas, entre las que se encuentra la réplica de la loba de Rómulo y Remo, ya que la original está en los museos Capitolinos, que están allí mismo, rodeando la plaza. Estos museos, son los más importantes de Roma después de los Museos Vaticanos.

No dejes de caminar hacia el fondo de la plaza, por ambos laterales. Llegarás a los miradores. Desde allí tendrás unas vistas panorámicas magníficas del Foro romano, tanto de día, como al anochecer, cuando se encienden las luces.

La escalinata infinita que verás al lado del Capitolio, pertenece a la Basílica del Ara Coeli. Si todavía te quedan fuerzas para subir sus 124 escalones, –va mi aplauso desde aquí! – puedes visitarla para admirar su arte por dentro. Yo no tuve capacidad para semejante hazaña.

La Boca della Verita, es una antigua alcantarilla de mármol en forma de máscara, que tiene una abertura para meter la mano. Según la leyenda, la boca le corta la mano al que no dice la verdad. Verás una larga fila de gente, esperando su turno para pasar por este ritual y fotografiarse. En mi opinión, no vale la pena detenerse demasiado acá, pero eso va en gustos.

Enfrente de este lugar, está el Foro Boario, donde podemos ver algunos monumentos interesantes, entre ellos, un edificio circular con columnas alrededor, que es el edificio de mármol más antiguo conservado de Roma, conocido como el templo de Vesta o Hércules Víctor.

Otra área para explorar cerca de esta zona, es la colina de Aventino. Si tienes suficiente tiempo, y te quedan fuerzas para seguir caminando, -va mi segundo aplauso desde aquí!, puedes acceder por la calle levemente ascendente que conduce hasta el Parque Savello o Jardín de los Naranjos. Se trata de un parque poblado de estos bellos árboles, que desprenden un delicioso aroma de azahar. Desde ahí puedes obtener una buena postal de Roma, especialmente al atardecer, cuando la ciudad se tiñe de dorado (los días de sol, claro). Saliendo de este Parque, tomando hacia la derecha, y luego de caminar unas tres cuadras, llegarás a la finca del Priorato de los Caballeros de Malta, en la Plaza de los Caballeros de Malta. Este sitio se volvió muy popular, ya que al mirar por la pequeña cerradura de sus verdes portones, se ve la imagen en perspectiva, de la Cúpula del Vaticano, perfectamente enmarcada por los árboles de la finca.

Como curiosidad, este territorio fue donado por la Santa Sede, a la Orden de Malta. La Plaza de los Caballeros de Malta, fue diseñada por Giovanni Battista Piranesi, cuya tumba está en la Iglesia Santa María del Priorato también planificada por él.

Si tienes poco tiempo, y tienes que elegir qué hacer en esta zona, te aconsejo, visitar el Coliseo por dentro, y subir al Campidoglio, desde donde tendrás una vista panorámica magnífica de todo el Foro.

Si en cambio, cuentas con suficiente tiempo, puedes explorar toda esta área a tu propio ritmo, deteniéndote en los monumentos que sean de tu interés. En este caso, es probable, que te lleve casi el día completo.

Aunque están fuera de este circuito, hay otros restos arqueológicos que te pueden resultar de interés, si cuentas con suficiente tiempo. Son las Catacumbas, y las termas de Caracalla. Las Catacumbas, son cementerios subterráneos, kilómetros de galerías laberínticas construidas bajo tierra, que fueron utilizadas para dar sepultura a los cristianos, hasta el siglo V.

Las termas de Caracalla, eran un lujoso complejo de termas, que se construyó en el año 200 aproximadamente. Contaba con un sistema de abastecimiento y calefacción del agua, muy sofisticado para la época. Hoy en día quedan sus ruinas, pero aún se puede apreciar la magnificencia de su arquitectura, y podemos imaginar su esplendor. Además los recintos estaban exquisitamente decorados por mármoles y mosaicos, algunos de los cuales todavía pueden apreciarse.

2) Circuito céntrico

PIAZZAS, FUENTES, MONUMENTOS Y LAS CALLES MÁS PINTORESCAS

Este circuito, abarca todos los demás puntos de interés de la ciudad, las piazzas, las principales calles comerciales, las iglesias, y los barrios más pintorescos. Muchas de las principales atracciones de Roma, están en torno a sus famosas Plazas o Piazzas.

Guía básica para recorrer Roma

Las principales piazzas y barrios de Roma son:

La Piazza Navona, es una de las más bellas y animadas de la ciudad. Está rodeada de palacios, cafés, y restaurantes. Es especialmente atractiva al atardecer, cuando se reúnen los artistas callejeros, los pintores, los músicos, y se iluminan sus tres fuentes: la Fuente de los Cuatro Ríos, la Fuente del Moro, y la Fuente de Neptuno. Saliendo de la plaza por los laterales, entrarás en un laberinto de callejones medievales, por los que vale la pena perderse sin rumbo. Descubrirás algunos rincones encantadores, pequeñas trattorias escondidas, tiendas de antigüedades, y restaurantes muy chic.

La Piazza Spagna, es una típica postal romana, con su escalinata de 135 escalones, a cuyos pies se encuentra la Fontana della Barcaccia de Bernini. En la parte superior, está coronada por la iglesia Trinita dei Monte. En la base de esta piazza, desemboca la vía Condotti, a lo largo de la cual se agrupan las tiendas de los diseñadores más importantes. No tendrás una gran vista desde arriba, pero es agradable recorrer sus escalinatas, o sentarse un rato a descansar antes de seguir.

La Piazza di Trevi, en este sitio se encuentra la famosa Fontana di Trevi. Sin dudas, es la fuente más bella de Roma. A decir verdad, la visita resulta bastante agobiante, debido a la cantidad de gente y vendedores ambulantes, que se aglutinan a toda hora. Para poder disfrutar este rincón con más tranquilidad, una buena opción es ir después de medianoche, o al amanecer.

La Piazza del Panteón: este edificio de casi 2000 años, es el monumento mejor conservado de la antigua Roma. Entrar al Panteón, es como entrar en otra dimensión de tiempo y espacio. Es sencillamente mágico. La entrada es gratuita y puedes visitarlo cuantas veces quieras, para ver cómo la luz atraviesa la abertura circular de su techo, a diferentes horas del día. Si tienes suerte, podrías encontrar un coro, o un concierto, haciendo la visita aún más inolvidable.

La Piazza del Popolo, es una amplia plaza, con dos iglesias simétricas gemelas (o casi), antiguamente, la verdadera puerta de entrada y salida de Roma. Aquí se encuentra la Iglesia Santa Maria del Popolo, muy visitada por las dos obras de Caravaggio que alberga. Aquí también está la capilla Chigi, diseñada por Rafael, reconocida por Dan Brown en su novela Ángeles y demonios.

El Campo dei Fiori: esta plaza toma su nombre de un antiguo campo de flores que se encontraba en ese lugar. Antiguamente, en esta zona se agrupaban numerosos talleres de artesanos, y también fue sitio de ejecuciones públicas. Todas las mañanas de lunes a sábados, se celebra un mercado, que además de flores, ofrece frutas, verduras, especias, y diversos tipos de alimentos característicos de la zona. Ideal para los amantes de la gastronomía. Partiendo desde esta plaza, podemos adentrarnos en el barrio judío de Roma, el ghetto, que testimonia la trágica historia de los judíos en esta ciudad, cuyas memorias y tradición están atesoradas en el Museo Ebraico, en la imponente Sinagoga, y en sus mismas calles. En la actualidad, este barrio cuenta con numerosos restaurantes, donde es posible degustar comida kosher.

Las iglesias de Roma, son un capítulo aparte. Si te interesan especialmente, ya sea por motivos religiosos o para admirar su arte, no te faltarán opciones, hay cientos de ellas, y podrás visitar las que más te interesen.

Hay dos Iglesias que tienen particularidades interesantes:

La Iglesia de San Ignacio de Loyola, los frescos de sus techos producen un efecto óptico muy parecido al 3D. Su cúpula misma es un efecto óptico, ya que no existe verdaderamente, sino que está pintada. Mientras que los personajes del fresco, parecen estar flotando en distintas profundidades. El artista fue Andrea Pozzo y el fresco es conocido como “La Gloria de San Ignacio”. En esta Iglesia podemos ver una maravillosa obra circular del ebanista Vincenzo Pandolfi, la cual empezó a construir a sus 70 años de edad, y le llevó 28 años terminar. En ella, hay una reconstrucción en escala, de los principales templos religiosos del mundo, en una homenaje a la unión y la paz.

La otra Iglesia es Santa Maria della Concezione dei Cappuccini, sobre la Vía Veneto. La Iglesia tiene una cripta repartida en varias capillas, que guarda los huesos de cuatro mil frailes capucinos. Calaveras, fémures, húmeros, están expuestos de forma artística, incluyendo algunos frailes momificados, con sus respectivas vestimentas, en una mezcla que produce una sensación de tenebrosidad y estupor.

En cuanto a los barrios, el Trastevere, es sin dudas, uno de los más pintorescos de Roma. Es el sitio ideal para perderse entre sus callecitas empedradas, y comer la auténtica comida italiana, en sus tantísimos restaurantes. Es un barrio muy animado tanto de día como de noche. Es una cita obligada en la ciudad.

3) La Ciudad del Vaticano

PLAZA SAN PEDRO, BASÍLICA, MUSEOS VATICANOS

Atravesando la famosa columnata de Bernini que rodea la Piazza San Pedro, estarás en la ciudad-estado del Vaticano, territorio que alberga la Santa Sede, la máxima institución de la Iglesia Católica. Desde esta plaza, podrás acceder al interior de la Basílica de San Pedro, previo paso por los scanner de seguridad. La entrada es gratuita y las filas, si bien son largas, avanzan bastante rápido. Ya dentro del recinto, podrás recorrer todo el interior, y admirar sus obras de arte, como La Piedad de Miguel Ángel. Las dimensiones de la Basílica y las escalas, resultan sorprendentes.

También tienes la opción de acceder a la Cúpula, desde donde se obtienen magníficas vistas de todo el conjunto, y de la ciudad. La subida, que no es gratuita, es bastante agotadora y se recomienda tener un buen estado físico. Otra de las visitas dentro de la Basílica, son las tumbas de los Papas, y la Necrópolis, donde está la tumba de San Pedro. Esta última requiere previa reserva, ya que el acceso es limitado y pago.

Hay que tener en cuenta, que los días miércoles hay audiencia Papal, y la Basílica abre después del mediodía. Acá te cuento todos los detalles para asistir a la audiencia Papal.

Vaticano

Por fuera de la Basílica, tendrás acceso a los Museos Vaticanos. Estos museos, guardan tesoros arquitectónicos, artísticos, y arqueológicos que conforman uno de los patrimonios históricos y culturales más importantes del mundo. Dentro de los Museos Vaticanos, se encuentra la famosa Capilla Sixtina. Hay que tener en cuenta que aquí sí, las filas son larguísimas. La mejor forma de evitarlas, es comprando los tickets online, en la misma página del Vaticano. También hay personas en los alrededores, que ofrecen servicios guiados, también con la posibilidad de saltarse las filas. Una vez dentro del Museo, podrás seguir diferentes circuitos. Dependiendo de tu interés, la visita te puede llevar entre 2 y 5 horas. Ten en cuenta que como todo museo enorme deberás caminar mucho. Es importante que vayas descansado, en lo posible comer antes, y llevar buen calzado.

Para comer rico y recargar las pilas antes de seguir, te recomiendo una callecita peatonal muy pintoresca a pocos pasos del Vaticano, se llama Borgo Pío, paralela a la Vía della Conciliazione. Es una calle muy alegre, donde se agrupan numerosos restaurantes, con muy buenos precios y muchas opciones.

Una vez que hayas terminado con la zona del Vaticano, puedes volver al centro, atravesando el hermoso puente que conecta el Castel Sant Ángelo, con el centro de la ciudad, sobre el río Tiber.

Alojamiento

DÓNDE HOSPEDARSE EN ROMA?

En Roma es difícil encontrar bueno, bonito y barato. En general, los alojamientos económicos, suelen ser de baja calidad, y para encontrar algo un poco mejor, debemos aumentar bastante nuestro presupuesto. Una buena opción sería buscar alojamiento a través Airbnb, donde con un presupuesto mediano, podemos encontrar departamentos buenos y bien ubicados.

Para presupuestos acotados, los hoteles que están cerca de la estación Termini suelen ser las opciones más económicas. Si bien el barrio no es muy amigable especialmente de noche, es un lugar muy cómodo para desplazarse por la ciudad, y muy conveniente si llegas o salís de la ciudad en tren.

Si el presupuesto lo permite, la mejor opción sería hospedarse cerca del centro. Ya que ofrece la ventaja de estar a pocos pasos de los principales puntos de interés, y de tener numerosas opciones para comer, y pasear, especialmente de noche.

Transporte

CÓMO MOVERSE POR ROMA?

Independientemente de la zona donde te hospedes, en Roma, todo está relativamente cerca y es fácil moverse de un lado a otro de la ciudad, tanto en bus, como en metro, o caminando Sólo hay dos líneas de metro, y la red es muy corta, pero llega a los principales puntos de interés. Por otro lado, la red de buses es extensa y puedes trasladarte hacia cualquier punto de la ciudad.

La mejor opción es comprar el billete simple por viaje. Lo puedes comprar en tabaquerías, quioscos, y estaciones de metro, y cuesta 1,50 euros. Al subir al bus, lo debes pasar por la máquina (esto es validarlo), y a partir de ese momento, tiene una validez de 100 minutos, pudiéndolo usar en otro bus, excepto en el metro, que se usa por única vez.

Una curiosidad: verás que en Italia, casi nadie valida el boleto de bus. La gente sube de manera atropellada, y luego bajan, sin pasar por la maquinita. A veces los buses van tan atestados de gente, que es difícil llegar hasta la máquina, que en muchos casos se encuentra en la mitad del coche. Traducción: la gente viaja gratis. Códigos italianos, parece. Pero ten en cuenta, que si hay un inspector y no tienes el billete, o no está validado, se aplican altas multas. En general, los únicos que validan los billetes son los turistas. Los locales, suelen llevar el billete en el bolsillo sin validar, entonces el mismo billete les dura indefinidamente.

COMO LLEGAR AL CENTRO DE ROMA DESDE EL AEROPUERTO DE FIUMICINO?

La forma más rápida y más cómoda de llegar al centro de Roma desde Fiumicino, es tomando el tren Leonardo Express, aunque es la opción más cara. El boleto cuesta 14 euros (2014) y el trayecto hasta Termini, es de aproximadamente media hora. El servicio corre desde las 6 am hasta las 11 pm.

Una opción más económica, es el tren metropolitano FR1. Tiene varias paradas intermedias, desde donde puedes conectar en metro. Tiene un costo de 8 euros.

Luego, hay varias compañías de buses, cuyos precios van de 4 a 6 euros. Entre ellas están: Sitbusshuttle, Rome Airport Bus, Cotral, y Tam Bus. El trayecto hasta el centro, puede demorar entre 45 minutos y una hora. Según algunos comentarios, el servicio que brindan puede ser bastante desorganizado en ocasiones.

También hay transfers privados y taxis. Los taxis cuestan 48 euros, tarifa fija. Hay que tener en cuenta de tomar el taxi oficial, y no está de más confirmar con el chofer la tarifa antes de abordar.

LLEGAR A ROMA A MEDIANOCHE

En mi caso, llegué a Roma a medianoche, y si bien tenía anotadas diferentes opciones para trasladarme al centro, sinceramente no pude encontrarlas. Mi vuelo llegó después de las 11 pm, de un lunes, y todas las ventanillas y puestos de servicios de transporte estaban cerrados. Tampoco había alguien que pudiera orientar. Caminé por unos 20 minutos, buscando algún tipo de indicación, pero el Aeropuerto estaba desierto. Afuera de la terminal no había ningún movimiento, ni servicios de ningún tipo, por lo que sólo me quedó la opción de tomar un taxi. Si vas a llegar después de las 11 pm, es conveniente que averigües antes, cuál es el servicio que opera a esa hora, y adonde esta la parada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>