Bus, Ferry, o coche?

Los pueblos de la Costa Amalfitana, están comunicados entre sí por ruta, y por mar. Entonces las opciones que tenemos a la hora de  recorrer la Costa Amalfitana, son a través de vehículo, transporte público, o ferry.

En lo personal, yo recomiendo ambos. Te sugiero que veas el paisaje desde arriba (desde la ruta), y también desde abajo (desde el mar). Ya que son dos panoramas totalmente distintos, y dos experiencias diferentes, pero ambas maravillosas.

Sin embargo, hay que reconocer que el medio de transporte más cómodo y rápido, es el FERRY especialmente cuando hay buen clima. Aunque también es la opción más cara.

Es conveniente conducir por la Costa Amalfitana? Debajo te cuento…

Buses

Desde Sorrento, parten los BUSES que conectan la Costa Amalfitana. Aunque tienen diversas paradas en la ciudad de Sorrento, es muy recomendable tomarlos en la la puerta de la estación de tren, ya que desde allí parten vacíos. 

El BUS tiene algunas ventajas y también ciertos  inconvenientes. Una de las desventajas por ejemplo, es que si quieres regresar desde Positano hacia Sorrento, como los buses vienen llenos desde Amalfi, muchas veces no paran en Positano. Lo que podría generar bastante espera y frustración. Especialmente, en temporada alta, o en ciertos horarios.

Pero la ventajas de los BUSES (SITA BUS) es que recorren la Costa Amalfitana desde la mañana hasta la noche. También tienen paradas en los diferentes pueblos intermedios. Mientras que los ferries, suelen tener horarios más limitados, y sólo es posible embarcar y desembarcar en los puertos principales.

Los tickets para el bus, no se compran arriba del bus. Hay que comprarlos en las tabaquerías o quioscos autorizados, o a los inspectores que están en las paradas.

Si llegas a Positano en bus, NO bajes del bus cuando el chofer anuncia la primera parada. Espera a que el bus siga su recorrido hasta abajo, y asegurate de bajar en la última parada, que es la más cercana a la entrada del pueblo (si venís de Sorrento). Porque si no, estarás muy lejos.

Ferries

En cuanto a los FERRIES éstos conectan Sorrento, con Positano, Amalfi, Ischia, Procida Salerno, Capri y Nápoles. Y a la vez, conectan estos lugares entre sí. Por lo que es posible hacer diferentes combinaciones.
Hay servicios desde la mañana temprano, hasta la tarde.

Si vas en temporada alta o en días feriados, te recomiendo que compres los tickets  para todos los viajes, el primer día, o bien los reserves con anticipación online. Porque los horarios más solicitados, – que en general son los de la mañana temprano y los últimos de la tarde- son los primeros en agotarse.

En temporada baja, no suele haber problema. Los barcos son grandes y hay suficiente espacio.
Acá, podes consultar los servicios de ferrys diarios, los horarios, precios, y duraciones.

 

Coche

Sí, lo sé… Sueñas con recorrer la Costa Amalfitana conduciendo un coche. No seré yo, quien te quite la ilusión.

Sólo hay algunas cuestiones que debes saber. La ruta de la Costa Amalfitana, es una de las más peligrosas de Europa. Se trata de un camino angosto, tallado en la ladera de un acantilado, con cientos de curvas y contracurvas cerradas. De un lado, las rocas prominentes del acantilado (que suelen sufrir habituales desprendimientos), y del otro lado, el precipicio. Hay tramos que requieren maniobras complejas, especialmente cuando se enfrentan dos vehículos que van en direcciones opuestas. Además de coches, hay buses, motos, camiones, bocinas, insultos, mucha gesticulación italiana, y conductores estresados.

Conducir por la Costa Amalfitana, no sería tan romántico como en las películas. Es más parecido a un videojuego, donde no apartas la vista ni por un segundo, y contienes la respiración, mientras todos tus músculos están tensos. 

Otro de los inconvenientes que presenta la Costa Amalfitana para quienes van con coche, es el escaso espacio para estacionar, y el alto costo de los aparcamientos privados.

En definitiva, conducir por la Costa Amalfitana, es una elección muy personal. Hay que evaluar la conveniencia en cada caso, y la ecuación costo-beneficio.

No sé tú, pero yo, prefiero disfrutar el panorama sin preocupaciones…

Deja un comentario