Qué ver en Amalfi?

Amalfi es una de las ciudades más importantes de la Costa Amalfitana. Además de ser Patrimonio de la Humanidad, esta antigua República Marítima, tuvo un papel central en la historia del comercio del Mediterráneo. Ese legado histórico y artístico, se ve reflejado en sus monumentos y en sus calles, al igual que en los pueblos cercanos, que también merecen una visita.

Amalfi desde el mar

Amalfi, es probablemente, uno de los pueblos más lindos, para ver desde el mar. Si llegas en bus, no dejes de caminar hasta el extremo del muelle principal, para disfrutar de una postal panorámica maravillosa. El antiguo casco medieval, adosado a las paredes del acantilado, y las casas de colores, se mezclan con el azul del agua y del cielo, forman un conjunto verdaderamente cinematográfico.

El Pueblo

Amalfi es un pueblo pequeño. Ya sea que llegues en bus o en ferry, ambos te dejarán en el puerto. Y desde ahí, hay un corto camino a pie hasta el centro histórico.

Al ingresar al casco antiguo, sobre la Piazza del Duomo, te sorprenderá la Catedral San Andrés Apostol y su imponente escalinata. Si te animas a subirla, la visita al interior de la Catedral, merece la pena.

La calle peatonal que atraviesa el centro, no es muy extensa, y corre transversal al mar. En su recorrido te encontrarás con rincones encantadores, como la Piazza dei Dogi, además de pintorescos comercios, restaurantes, negocios de productos típicos, y heladerías. No te vayas de Amalfi sin probar sus helados de limón!

La Playa

Amalfi tiene una playa pedregosa, como todas las playas de la Costa Amalfitana, donde en temporada, es posible rentar sombrillas y reposeras. Alrededor de la playa y del puerto hay restaurantes, y un paseo costero no muy extenso, pero muy agradable, y con una vista panorámica extraordinaria.

Cultura y Alrededores

En Amalfi hay una variada vida cultural, con actividades que se celebran a lo largo de todo el año. Si vas a visitar la Costa Amalfitana con suficiente tiempo, es muy recomendable chequear la agenda cultural online, para hacer coincidir la visita con algún evento que te interese. Desde Amalfi, además, es posible visitar otros pueblos cercanos muy pintorescos e interesantes, como Ravello, Atrani, Minori, Maiori, Cetara, o Vietri Sul Mare.

Ravello

Desde el puerto de Amalfi, parten los buses para ir a Ravello, un pueblo que ha inspirado a artistas, poetas, y músicos a través del tiempo. Con un aire de elegancia, y un ambiente más tranquilo que sus vecinos pueblos más turísticos, esta pequeña villa invita a recorrerla con pausa.

Además de su encantador casco central, en Ravello, podemos visitar alguna de sus dos villas más famosas: Villa Ruffolo y Villa Cimbrone. Un paseo al esplendor del pasado, a través de su arquitectura, su arte, y sus bellos jardines con vistas panorámicas. Por otro lado, al igual que Amalfi, Ravello ofrece una variada actividad cultural, especialmente en verano, época en la que es posible disfrutar de conciertos, y otras actividades al aire libre. 

Atrani

Pegadito a Amalfi, se encuentra el pueblo de Atrani. Se dice que es el pueblo más pequeño de Italia, y ciertamente, su diminuta extensión entre el acantilado y el mar, parece corroborarlo. Sus intrincadas callejuelas-escaleras, inspiraron las famosas obras del artista holandés M.C. Escher, a quien el pueblo le rinde un pequeño homenaje. Atrani cuenta con dos pequeñas playas, la principal, y otra más escondida, a la que se accede bajando por una larga escalera. Atrani cuenta con varias iglesias, dos puntos panorámicos (Veliero del Belvedere y la Torre del Ziro), y un encantador Museo del Papel. Para llegar a Atrani desde Amalfi, la mejor forma de hacerlo es a pie, a través del túnel peatonal que une ambos pueblos.

Vietri Sul Mare

Vietri Sul Mare, es otro de los pequeños pueblos que salpican la Costa Amalfitana. Un pintoresco pueblo de escaleras y callejones estrechos, muy cerquita de la ciudad de Salerno. Vietri Sul Mare, es famoso por su antigua tradición en el arte de la cerámica y del vidrio, conocimiento que se ha transmitido a lo largo de las generaciones. Las mayólicas que revisten las cúpulas, paredes y suelos de de los monumentos, edificios e iglesias de la región, se fabrican en Vietri Sul Mare. Aquí también es posible visitar algunas de sus fábricas artesanales y talleres, y admirar este antiguo arte, que parece ir desapareciendo.

Cetara

Cetara, es un pequeño pueblo de pescadores, que podemos visitar, si vamos de camino hacia Vietri Sul Mare. En su pequeña playa, es posible ver los barcos de pescadores y a sus dueños trabajando en esta actividad que pasa de una generación a otra. Cetara es reconocida por la pesca de anchoas y sus productos derivados. Aquí podemos encontrar conservas de anchoas, aceites, salsas y pesto de anchoas de muy buena calidad.